Profesional posgraduado en administración

11 de septiembre de 2018

ACTIVIDAD ECONÓMICA REGIONAL


La Región de Tarapacá tuvo un desempeño positivo en el crecimiento de su actividad económica de un 7,6% si se compara el segundo trimestre de este año respecto del 2017, siendo superada por las regiones de: Magallanes (10,2%), Maule (8,73%), O’Higgins (8%) y los Lagos (7,8%).  Este crecimiento en la Región ha sido liderado por el sector minero metálico debido al aumento de su producción, servicios financieros y empresariales, transporte, construcción donde destacan los estudios de ingeniería. El incremento del 7,6% es una tasa bastante atractiva en comparación al crecimiento nacional que para ese mismo periodo ha sido del 7,7%, si se toma como referencia el PIB trimestral a precio corrientes.

Sorprende en este último trimestre el desempeño de la minería, especialmente la construcción que en períodos anteriores había presentado variaciones de actividad negativa. No obstante, estos sectores aún no han sido significativos para el aumento del empleo, muy por el contrario, sino que han experimentado reducciones aumentando el desempleo.

Cabe preguntarse si se tendrá mejores tasas de empleo en la Región, y para ello se debe considerar la autorización ambiental para el proyecto de Quebrada Blanca, que involucra una inversión de US$ 5.000 millones y empleo de unas 10.000 personas para los primeros cuatro años; se han creado las expectativas de un mayor crecimiento de la Región, especialmente en construcción, industria, servicios financieros y todo lo que respecta al encadenamiento productivo y servicios que se dará en la Región. Si se recuerda que a mediados de los noventa se recepcionó inversión extranjera en la minería por un valor de US$ 3.300 millones aproximadamente, periodo que la actividad económica regional creció un 61,23% entre 1992 y 2000.

En otras palabras, se está expectante de una inflexión en la actividad económica de la región que tendrá su impacto en el empleo y en su crecimiento, especialmente porque actualmente se registra el 8% de desempleo, que implican 14.300 personas y, por otra parte, se debe tener presente a los 66.670 ocupados informales que registran en la Región, que deberían estar esperanzados en participar de este futuro incremento de la actividad económica, si ellos logran cumplir con los requisitos técnicos para ello.



No hay comentarios.: