Profesional posgraduado en administración

31 de julio de 2018

Tercera Edad en Tarapacá


La conformación etaria de la población mayor a 50 años en Tarapacá posee una concentración de la población cercana al 20%, con proyecciones a un aumento en el futuro. Esto obliga a la Región enfrentar nuevos desafíos para los próximos años, desde el punto de vista de la salud y empleo.

Desde ya, el servicio de salud pública va a requerir la especialidad en geriatría en el área médica y profesionales de enfermería, kinesiología, terapia ocupacional, e incluso, servicios especializados de la tercera edad tales como casas de reposo de atención y entretenimiento diurno y otros más especializados con servicios de 24 horas.

Respecto a servicios de apoyo financiero, debería privilegiarse el acceso a la banca, no en función de la edad, sino a la capacidad de generación de ingresos. Lo mismo, respecto a los sistemas previsionales, la persona de la tercera edad al contar con salud, le conviene continuar activo con la finalidad de no ocupar los fondos ahorrados en su sistema previsional, con la finalidad de cubrir su mayor longevidad promedio que actualmente es de 80 años para los hombres y 85 para las mujeres.

Por otra parte, pueden prestar servicios de tiempo parcial en empresas de servicios privados o instituciones públicas, cuya experiencia y conocimiento puede ser de interés para las  empresas o instituciones, especialmente las asociadas a la experiencia para asistir procesos de toma de decisiones, teletrabajo o combinación de trabajo presencial y a distancia, con la experiencia y conocimiento de una vida laboral previa, dado que gran parte de la población que se está incorporando a la tercera edad posee las competencias computacionales para prestar este tipo de servicio y también pueden optar a la capacitación necesaria para facilitar su inclusión laboral, lo que podría ser reforzado con una política de Responsabilidad Social Empresarial o Institucional. 

Esto involucra un cambio cultural para todas las edades en el sector laboral, complementándose con la flexibilidad y disminución de horarios de las jornadas para la tercera edad.

Los programas de emprendimiento y subsidio en el empleo que hoy existe para jóvenes y mujeres podrían ser ampliado para personas de la tercera edad que aún no deseen retirarse a su merecido descanso jubilar.







No hay comentarios.: