Profesional posgraduado en administración

Mi foto

Ingeniero Comercial, Master en Comercio Internacional, Magister en Estudios Internacionales, Magister en Dirección Estratégica, Dr(c) administración  Univerdidad de Sevilla. Es académico del Departamento de Economía y Administración de la Universidad Arturo Prat, dirige el programa de posgrado Magister en Administración, y actualmente ocupa el puesto de Dirección Superior, Vicerrector de Administración y Finanzas de la misma. Además es Director de Directorio de las siguientes empresas:
Empresa Portuaria Iquique (Vicepresidente), CTM Servicios; Sociedad Educacional Arturo Prat; Corporación Paul Harris, CORDUNAP. Además es socio consultor de CEADE Consultores Ltda. y Ceade Capacitación Ltda. ocupa el puesto de Gerente de Negocios en ambas empresas. Casado, un hijo.

31 de enero de 2018

ANÁLISIS POLÍTICO


Después de las elecciones de congresistas y presidencial de este mes, se puede apreciar la configuración de la estructura del poder de acuerdo a las preferencias que definieron los electores en este proceso democrático. De acuerdo a la modificación del sistema electoral desde uno binominal a uno proporcional, ocupando el Sistema d’Hondt, que permite la elección en algunas circunscripciones senatoriales más de dos senadores y en distritos más de dos diputados.




Se presentaron 26 partidos políticos conformados en 9 coaliciones, que desarrollaron sus estrategias para acceder al poder político del Congreso bicameral, en términos de pactos y subpactos. La existencia de 26 partidos políticos muestra sus diferencias de visiones de país, de acuerdo a las declaraciones de sus principios, con una gran fragmentación siendo unas muy parecidas de otras, y en otros casos con una gran diferenciación.
Después de las elecciones de estas 9 coaliciones lograron ser 3 las exitosas: Chile Vamos, La Fuerza de la Mayoría y Frente Amplio, las que lograron las tres mayorías presidenciales, y a su vez la mayor cantidad de escaños de ambas cámaras. Con la excepción de Convergencia Democrática que liderada por la Democracia Cristiana logró obtener diputados y senadores, pero con un bajo rendimiento en la carrera presidencial.
El hecho que se vayan creando y desarrollando una mayor cantidad de partidos que buscan su sobrevivencia con las reglas electorales actuales trae consecuencias para el país que posee un régimen de gobierno presidencial para un periodo de cuatro años.
Primero que para que un presidente logre gobernar deberá satisfacer requerimientos de varias visiones de país existentes en el Congreso para lograr los votos necesarios de acuerdo a lo que exija como quorum cada proyecto de ley, dependiendo de su calificación. Estas visiones dependerán de los liderazgos que posean los distintos congresistas de acuerdo a su visión de país, si saben comunicarlas y comprometer al resto para lograr las modificaciones a los proyectos de ley presentadas por cada comisión y que sea ratificada por cada una de las cámaras.
Segundo, en un periodo presidencial de cuatro años, la coalición de partidos que haya apoyado a un presidente electo, lo más probable que en el transcurso de los últimos dos años, algunos partidos o congresistas conformarán una semi oposición en vísperas de lograr la presidencia para el próximo período, dificultando la capacidad de gobernar del ejecutivo electo.


No hay comentarios.: