Profesional posgraduado en administración

Mi foto

Ingeniero Comercial, Master en Comercio Internacional, Magister en Estudios Internacionales, Magister en Dirección Estratégica, Dr(c) administración  Univerdidad de Sevilla. Es académico del Departamento de Economía y Administración de la Universidad Arturo Prat, dirige el programa de posgrado Magister en Administración, y actualmente ocupa el puesto de Dirección Superior, Vicerrector de Administración y Finanzas de la misma. Además es Director de Directorio de las siguientes empresas:
Empresa Portuaria Iquique (Vicepresidente), CTM Servicios; Sociedad Educacional Arturo Prat; Corporación Paul Harris, CORDUNAP. Además es socio consultor de CEADE Consultores Ltda. y Ceade Capacitación Ltda. ocupa el puesto de Gerente de Negocios en ambas empresas. Casado, un hijo.

7 de octubre de 2017

EFECTOS EN LA GESTIÓN DE EMPRESAS POR LAS TIC

Antiguamente la gestión de las empresas se apoyaba por un sistema de información estructurado, cuyos canales de comunicación era homóloga a la estructura organizacional. La información debía ser trasladada desde su fuente hasta el puesto organizacional donde era usada para la toma de decisiones.  No obstante, en la medida que las empresas han ido creciendo y con la innovación en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), se ha tendido a generar sistemas de información que satisfacen los requerimientos operacionales para la toma decisiones a nivel operativo; sin embargo, en muchos casos con carencias para el análisis estratégico de la compañía.

Actualmente, las empresas han valorado la inversión en los procesos de administración de datos, elaboración y mantenimiento en repositorios centralizados, asegurando coherencia y compatibilidad donde los ejecutivos pueden obtener la información apta para la toma de decisiones en todos los niveles de la compañía. En la medida que la calidad de la información esté asegurada, se disminuirá la probabilidad que exista asimetría de información intra organizacional que pueda distorsionar la realidad de la empresa.


Por ejemplo, si la nómina de empleados que se informa a los ejecutivos es posible relacionarla con los niveles de producción, ventas de bienes y servicios, para un determinado período, un mismo valor de moneda que aseguren su compatibilidad y análisis para una de las unidades de negocios de la empresa. Si se detectaran incoherencias, que no pueden ser debidamente aclaradas, creará incertidumbre, desconfianza y tendrá como implicancia un deterioro del clima organizacional de la empresa.

Así se ha comenzado a valorar la información que se dispone, en el sentido de tener la certeza que los datos son factibles de ser agregados desde nivel operativo al estratégico sin afectar la verdad que ellos representan.

De esta manera, las empresas que presentan altas tasas de crecimiento deben invertir simultáneamente en sistemas de informaciones que le aseguren su calidad, para que sus directivos no se desgasten en el tratamiento o procesamiento de datos para ser debidamente usados en la toma de decisiones en todos los puestos organizacionales que la compañía lo requiera.
                                        


No hay comentarios.: