Profesional posgraduado en administración

3 de julio de 2017

ECONOMÍA BOLIVIANA


La economía boliviana es relevante para Tarapacá porque significa aproximadamente un 50% de las reexpediciones de ZOFRI, constituye el mercado final más importante del sistema franco, con la relevancia que implica el encadenamiento de prestación de servicios en el comercio, logística, servicios financieros, entre otros, y su respectivo impacto en el empleo de la Región, la economía boliviana tiene alcances estratégicos para esta Región.

El PIB (Producto Interno Bruto) de Bolivia alcanzó a 39.795 millones de dólares nominales durante el 2016, prácticamente un 16,4% del PIB nominal de Chile. Las reexpediciones de ZOFRI a Bolivia durante el 2016 representaron un 9,4% del total de las importaciones bolivianas. Desde el 2010 Bolivia logró duplicar su PIB, lo que no mantiene correlación con las ventas del sistema franco hacia ese país por el hecho que éstas han disminuido, en otras palabras se ha perdido la participación relativa en las importaciones bolivianas que representan el 28% de su PIB, aproximadamente durante los últimos años. Por otra parte, este crecimiento en Bolivia ha venido acompañado del aumento de las empresas formales a una tasa del 23% anual, el 2010 se tenía 117.000 empresas y el 2015 alcanzaron a 272.000 compañías, aproximadamente. A pesar que Bolivia se ha caracterizado históricamente por poseer una economía informal, ésta decrece, se estima que en 1994 registraba un 64,4% y el 2014 se detectó un 54,3% del PIB boliviano, este país se ha ido formalizando gradualmente, como lo señalan varios estudios al respecto.

Para el presente año, el crecimiento de Bolivia se estima en un 3,7 %, menor al proyectado por las entidades gubernamentales bolivianas que estimaron un 4,7%, por lo que se encuentra en una desaceleración del crecimiento logrado en años anteriores, pero asociado a una inflación cercana al 5% lo que representa un mayor gasto que sus capacidades productivas, lo que se ilustrará en su déficit fiscal y con una balanza comercial negativa.

Los sectores exportadores más dinámicos de Bolivia son: la industria manufacturera (joyas en oro, soya y derivados, cueros), agrícola (soya, quinua, frijoles) y minerales (plata, plomo y zinc), en cambio el sector de hidrocarburos ha estado deprimido este último tiempo por la caída de la demanda externa.



No hay comentarios.: