Profesional posgraduado en administración

13 de julio de 2010

SECRETOS DE GESTION EMPRESARIAL

La gestión de una empresa siempre debe realizarse con la máxima visualización creativa posible porque los grandes proyectos nacen de nuestros sueños más apreciados. Los grandes emprendedores exitosos señalan que sus empresas que han logrado altos niveles de competitividad surgieron de sus sueños.

Para lograr este tipo de proyectos derivados de nuestros sueños debemos vencer nuestros frenos psicológicos que pueden obstaculizar nuestra gestión. Esta es una de las claves de la gestión del cambio en una organización, independiente de su tamaño, dado que depende fundamentalmente de nuestra fe en nuestras capacidades, poder de convencimiento y capacidad de transmitir nuestros sueños a las personas que trabajan con nosotros.

El hecho de elaborar un plan para la consecución de estos sueños, debemos considerar que en nuestro proceso de planificación lo más relevante es ser realista y que se pueda materializar las metas en función de nuestra gestión. Para lograr estas metas debemos organizarnos, especialmente uno de los factores claves es la administración de nuestro tiempo. ¿cómo vamos a liberar el tiempo necesario? Existiendo un cronograma de nuestras actividades, cumplirlo con alto nivel de exigencia interior y gran autocontrol.

Luego de lograr el dominio personal del uso de nuestro tiempo, debemos hacer lo posible para delegar las tareas, y reconocer cuando somos parte del camino crítico de estas tareas, especialmente porque nuestro retraso podría afectar el proyecto en toda su integridad, transformándonos en un verdadero cuello de botella para alcanzar los logros programados por parte del proyecto. Una de las formas de lograr mayor efectividad de nuestra empresa es delegar. La delegación no es una tarea fácil, porque al hacerlo estamos depositando nuestra confianza en los colaboradores más cercanos y para lograr una efectividad en ellos, debemos traspasar nuestras competencias a través de coaching o capacitación para lograr las destrezas y la productividad necesaria que ellos requieren en favor de nuestra organización.

Para lograr delegar debemos estar seguro de lo que hacemos, asentando los niveles de confianzas necesarios en nuestro equipo de trabajo que poseemos. Para lograr un buen equipo de trabajo acorde a los intereses corporativos al menos debemos poner atención en lo que nuestros colaboradores necesitan, para interpretar sus necesidades, y la única forma de lograrlo es saber escuchar, saber observar e identificar los intereses explícitos y aquellos que jamás nos dirán, pero con sus acciones sabremos de sus intereses y necesidades tácitas.

El reconocer sus necesidades estamos muy cercanos para llegar a la esencia de los factores que movilizan las acciones de nuestros colaboradores o compañeros de trabajo, de aquellos elementos que motivan a la acción. Si sabemos comunicar nuestro sueño y a su vez comprometer podremos lograr las metas que nos proponemos y de esta forma iniciar una gestión de cambio en nuestra organización.

No hay comentarios.: