Profesional posgraduado en administración

19 de febrero de 2010

GABINETE MINISTERIAL Y REGIONAL

Durante la semana pasada hemos tomado conocimiento de la conformación del Gabinete Ministerial; la mayoría de los comentarios abordados por los diversos sectores políticos y medios de comunicación fueron hechos a partir de las características individuales de cada uno de los futuros ministros, en términos académicos, experiencia ejecutiva y empresarial. No obstante, no se observó un análisis de la perspectiva de la potencialidad del equipo humano seleccionado por el Presidente Electo y tampoco se ve un análisis complementario del liderazgo a través del cual van gestionar sus propósitos, políticas y planes de acción.

En primer lugar, se conoce el Programa de Gobierno que deberán llevar a cabo, es decir existe una Visión de País que el electorado eligió, personificada en la imagen de Sebastián Piñera, en gran medida, y en sus colaboradores en el desarrollo de este nuevo Programa.

En segundo lugar, las bases fundamentales del Programa fueron ampliamente comunicadas en los diversos debates y discursos en que participaron, durante la campaña electoral presidencial, tanto por el Presidente Electo como sus colaboradores más cercanos. Este mensaje fue acogido por gran parte del electorado, el cual fue elegido por éste.

En tercer lugar, las personas seleccionadas han prometido dejar sus actividades individuales asociadas con el sector privado para no tener conflictos de intereses asociadas a su gestión ministerial, lo que demuestra un compromiso individual por el desarrollo y concreción de la nueva visión de país.

Estos tres elementos son claves para la gestión del equipo ministerial porque están fundamentando las bases del liderazgo que ejercerá el Presidente Electo en su gestión: i) La formulación de una Visión Futura de País, ii) lograr comunicarla, y finalmente iii) elevar los compromisos para el logro de esta Visión.

Lo anterior, será complementado con las experiencias, las capacidades intelectuales y de interrelación en las tareas que deberá desarrollar cada ministro en sus respectivas carteras, debiendo satisfacer a los diversos grupos de interés de la sociedad que se relacionan con cada ministerio, a la luz de los objetivos propuestos en el programa de gobierno y las urgencias que podrían ocurrir.

La sumatoria de los resultados esperados formulados en el programa de gobierno, de cada uno de los ministerios, serán los indicadores claves para medir la gestión ministerial de cada uno de ellos. Desde esta perspectiva, se podrá medir la efectividad del equipo ministerial.

En lo que respecta a lo regional, el Presidente Electo, firmó doce compromisos durante la segunda vuelta electoral. Esta carta de navegación servirá para medir la efectividad de los futuros directivos regionales de los diversos servicios públicos.

Cualquier comentario acerca de la conformación de las futuras autoridades nacionales o regionales, son solo juicios prematuros, dado que las medidas de sus capacidades de gestión serán los logros de los compromisos asumidos por la Autoridad Presidencial electa.

No hay comentarios.: