Profesional posgraduado en administración

6 de junio de 2006

LA EDUCACION EN REFORMA

Educación en Reforma



La sociedad chilena se ha visto sorprendida con el surgimiento de los líderes secundarios que han sabido plantear sus intereses gremialistas que demuestran la crisis de la calidad educacional actual. Sus planteamientos han sido claros y la administración de sus manifestaciones madura, diferenciándose de otros movimientos estudiantiles de la educación superior, lo cual ha logrado la empatía de la sociedad chilena.

La solución de estas causas son de corto y mediano plazo, donde en las de menor plazo se presentan: el derecho gratuito de movilización escolar para la educación media, el que proviene desde que el gobierno determinó que la educación secundaria fuera obligatoria; que la Prueba de Selección Universitaria sea gratuita, con lo cual los estudiantes están exigiendo la igualdad de oportunidades para ingresar a la educación superior.

Desde su perspectiva, aprecian que hay un ejercicio monopólico de la Universidad de Chile, dado que los ingresos por el servicio de este proceso exceden sus costos.

Los aspectos de mediano plazo se refieren, tanto a la Jornada Escolar Completa (JEC) como a la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (Loce):

- La JEC sólo ha significado el aumento en la cantidad de horas en algunas asignaturas en las aulas, pero no así en la calidad. Además, no existe en muchos establecimientos la infraestructura necesaria para sostener este tipo de jornada.

- La Loce responsabiliza al Ministerio de Educación en la medición de los logros, al menos, al término de la educación básica y media. Sin embargo, a pesar de los tipos de medición existentes, la inversión y el gasto realizado no muestran aumento en la calidad de la educación chilena, especialmente en los establecimientos escolares municipales, salvo algunas excepciones de éstos que han sido autogestionados en la Región Metropolitana.

La manifestación de algunos dirigentes estudiantiles indica que no logran egresar con conocimientos y habilidades para enfrentar la educación superior en un mundo competitivo y global. Desde la perspectiva de ellos, sugieren como solución el retiro de los establecimientos municipalizados de las municipalidades y el regreso al sostenimiento del Ministerio de Educación.

Es necesario aclarar que cada establecimiento educacional tiene la facultad de diseñar sus programas de estudios los cuales son autorizados por el Consejo Superior del Ministerio en la medida que cumplan con los requisitos mínimos. En otras palabras, los establecimientos pueden aumentar la calidad de la educación, lo que no se ha logrado.

Se requiere una innovación no sólo en términos legales sino también en la gestión y en los recursos humanos que participan en la educación. En este sentido debería existir un organismo autónomo -como una Superintendencia- que mida la calidad de la educación en Chile, organización clave para supervisar la calidad educativa en Chile, dado que el Mineduc no ha sabido hacerlo, especialmente por los intereses políticos existentes en el sector.

No hay comentarios.: